Asturias Región agropolitana
Medidas: 17 x 24 cm
Páginas: 240
Fecha de publicación: Oviedo, 2008
Asturias, región agropolitana: las relaciones campo-ciudad en la sociedad posindustrial

Jaime Izquierdo Vallina

¿Tiene futuro el campo asturiano? ¿Podemos aprovechar la disposición geográfica, la ubicación en medio del campo y el tamaño de nuestras ciudades como una ventaja comparativa? ¿Es posible frenar la difusión de la ciudad?

¿Tienen las aldeas y los espacios comunales un futuro distinto al abandono? ¿Es la intensificación y el monocultivo agrario y forestal la única opción en la marina? ¿Podemos cultivar desde las ciudades? Y, más aún, ¿hay alguna alternativa social, económica y ecológicamente viable al declive de la economía campesina?

A estas y a otras preguntas similares trata de dar respuesta este ensayo que reivindica el papel de la actividad agraria en el desarrollo regional y advierte de la urgente necesidad de actualización y respeto que merecen los conocimientos agroecológicos de los antepasados campesinos con los que se construyó el «paraíso natural» que nos han dejado en herencia. Nuestras ciudades y villas de cabecera, y nuestras características biogeográficas, nos ofrecen las condiciones de partida para orientar el desarrollo regional desde una viable y original perspectiva agropolitana. Una perspectiva, una nueva mirada, que pretende la superación de la irrespetuosa supremacía urbana sobre el campo y de los principios de gestión espacial metropolitanos, aspirando, por el contrario, al fomento de la agricultura urbana, a la integración ambiental y territorial de la agricultura intensiva e industrial y a la rehabilitación funcional de los conocimientos agroecológicos esenciales para manejar los paisajes de los denominados «espacios naturales».





20minutos.es
 
Google alquila cabras para cortar el cesped

* Doscientas cabras pastarán una semana en su sede de California.
* Forma parte de su política de respeto al medioambiente.
* Las cabras cuestan lo mismo que la cortacésped, pero "son más agradables de contemplar", dice desde la compañía.

 

Las oficinas centrales de Google  en California contarán a partir de ahora con varios cientos de nuevos 'trabajadores': 200 cabras cuya tarea será la de comerse el césped de las instalaciones. Google ha justificado la medida en el respeto al medioambiente.

"Esta primavera hemos decidido darle un enfoque con menos emisiones de carbono, y en lugar de utilizar esas ruidosas máquinas que funcionan con gasolina y contaminan el aire, hemos alquilado algunas cabras a una empresa especializada en estos asuntos", afirma la compañía en un breve post colgado en su blog oficial.

Las cabras pasarán una semana comiendo hierba acompañadas de un perro guardián llamado Jen. "Nos cuesta lo mismo que las máquinas cortacésped, pero las cabras son más agradables de contemplar", aseguran fuentes de la compañía.


Fuente: 20minutos.es

Comentarios (0)


No hay comentarios
Añadir comentario